Atestigua Alejandro Murat histórica reunión de padres e hijos migrantes

¡¡¡Ahhh!!!! ¡¡¡Papá!!! ¡¡¡Por fin te puedo ver!!! Las lágrimas, las risas, los abrazos, la música oaxaqueña y cúmulos de alegría fueron el marco del encuentro en Los Ángeles, California entre madres, abuelos e hijos, estos últimos radicados en los Estados Unidos de Norteamérica.
Un testigo privilegiado: el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, con los ojos húmedos por el privilegio de haber apoyado desde su gobierno esta reunión histórica.
Un hombre entrado en años abraza a dos hijas; un mariachi toca la “Diana”, mujeres adultas, madres con el llanto de amor, de paciencia y de alegría, que vieron después de muchos años, algunos hasta 20, a sus hijos, y hasta conocieron a sus nietos y nietas.
“Muchas gracias por la oportunidad, muchas gracias por el apoyo, sin usted no hubiera sido posible”, le dice una anciana oaxaqueña al mandatario, quien suma su felicidad a la de sus paisanos.
“Hoy cumplimos un sueño, unir a familia oaxaqueñas que llevan sin verse hasta más de 20 años; vienen más de 20 familias de Oaxaca a reunirse con sus hijos, con sus nietos, que en algunos casos ni siquiera conocen, y eso nos llena de felicidad. ¡Esta es la Guelaguetza familiar!”, les dice Alejandro Murat.
Entre flores, trajes típicos, canas, sonrisas y muchas lágrimas se logró este sábado el encuentro histórico de generaciones de paisanos, actividad impulsada a través del Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *