Jugadores de las grandes ligas en el aniversario de la Academia de Beisbol Alfredo Harp Helú

Con la presencia de tres ligamayoristas egresados y parte del equipo campeón mundial sub-23, la Academia de Beisbol Alfredo Harp Helú inició los festejos de su décimo aniversario.

Como el día de su inauguración, las instalaciones de San Bartolo Coyotepec volvieron a recibir al mundo de la pelota. Roberto Osuna, Giovanny Gallegos y Víctor Arano regresaron a las instalaciones donde iniciaron el sueño de llegar a las Ligas Mayores.

Niños y niñas de la Liga Monte Albán, jóvenes que actualmente participan en el curso de invierno y jugadores de Guerreros de Oaxaca y Diablos Rojos del México que preparan la Liga Instruccional, escucharon con atención las palabras de anfitriones e invitados de honor.

El C.P. Alfredo Harp explicó la razón de construir una academia que puede competir con las mejores del mundo. “Debí hacerla desde que llegué al beisbol, en 1994. Visitamos instalaciones de otros países y tomamos las mejores ideas para implementarlas cuando nos autorizaron utilizar el terreno. No queremos competir con nadie, todas las academias son buenas. Deseo que muchos mexicanos puedan llegar a Grandes Ligas”.

Roberto Osuna, primer egresado que llegó a las Ligas Mayores, explicó la importancia de la Academia en su carrera. “Cuando llegué a Estados Unidos tenía mucho más conocimiento de la forma de comportarme y hacer buen uso de las instalaciones. Aquí también aprendí el respeto que debo tener hacia mis coaches. La convivencia con estrellas de otra épocas fue muy bonito”.

Aunque su paso fue de únicamente dos meses, el lanzador sonorense de los Cardenales, Giovanny Gallegos, recordó el día de su llegada. “Ahorita que pasé por la puerta, me vino a la mente el día que entré la primera vez. Estaba convencido de que aquí iba a hacer realidad mi sueño. Por eso quiero aprovechar para decirle a los niños que nos acompañan, que persigan lo que más desean. Yo vengo desde abajo y es necesario que sepan que no se necesita ser de estrato social alto para llegar a donde se lo propongan”.

Víctor Arano, serpentinero de los Filis, destacó que su paso por la Academia Alfredo Harp Helú confirmó que el buen acondicionamiento físico podía hacer la diferencia. “ Siempre me ha gustado preprarme muy bien. Aprendí que se debe entrenar mucho más fuerte de lo que te piden. Esa es la clave para sorprender a los encargados de pasar los reportes al equipo grande. También me enseñaron a valorar cada consejo, los instructores saben lo que hacen”,

Carlos Morales, Oziel Flores, Esteban Bloch y Víctor Buelna recibieron un reconocimiento por su desempeño durante el campeonato mundial obtenido en Colombia hace unas semanas. De igual forma, el entrenador Enrique “Che” Reyes aprovechó para destacar las habilidades de sus jugadores, quienes, dijo, deben llevarse todo el mérito de un título tan importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *