Reconocen a exmarine por violación a otra niña

  • Lo acusan de aventarle una camioneta a dos hermanitos y tras embestirlos, ellos corrieron para escapar, pero alcanzó a la pequeña y la ultrajó

 

EJUTLA DE CRESPO, OAX.

Luego de ser reconocido por otra niña, víctima de un ataque sexual en Ejutla de Crespo, el Exmarine, Ernesto David Argueta Lemus, de 25 años, fue llevado a una audiencia de comunicación de imputación ante un juez de control por su presunta responsabilidad del delito de violación equiparada.

En la carpeta de investigación, se establece que el 17 de junio de 2017, a las 11:40 horas, la niña de 12 años de edad en compañía de su hermano, caminaban en inmediaciones de Ejutla de Crespo.

Repentinamente ambos sintieron que una camioneta los seguía, pero no hicieron mucho caso.

Segundos después, la camioneta les dio alcance y los rebasó; pero metros adelante el conductor regresó y los embistió.

Los dos niños quedaron tirados en el pavimento, pero al ver el peligro que corrían se reincorporaron y comenzaron a correr.

Sin embargo, el conductor de la camioneta alcanzó a la niña y le cerró el paso, para enseguida tomarla violentamente del brazo y subirla a empellones.

“Súbete (…) si no, te voy a matar”, le gritó el hombre a la niña de 12 años de edad; posteriormente el indiciado subió al lado del piloto y se llevó a la niña, con dirección a un despoblado.

Aseguró la agraviada que el hombre condujo aproximadamente media hora, luego paró su marcha y obligó a que se quitara toda la ropa.

Luego de ultrajarla, el hombre le dijo que se vistiera y más tarde la dejó abandonada a unos metros del puente de Ejutla de Crespo.

Más tarde, la niña como pudo regresó a su casa, sitio donde contó lo sucedido a sus familiares, los cuales la trasladaron ante un médico y enseguida ante un fiscal local en turno, quien dio inicio a una carpeta de investigación.

Por medio de una rueda fotográfica de reconocimiento, tanto la niña de 12 años, como sus demás víctimas identificaron plenamente al agresor sexual.

Asimismo, las características físicas coincidían con los retratos hablados con que se contaban en cada carpeta de investigación, así como la descripción de tatuajes del presunto violador.

Se espera que en las próximas horas el juez de control de Ejutla de Crespo determine la situación jurídica del indiciado, a quien le fue ejecutada una orden de aprehensión por el mismo delito.

Como es de recordar, en la causa penal 399/2017 se establece que la niña de 9 años de edad, el primero de abril de 2017, salió de su casa para ir a comprar tortillas.

Durante su regreso a su morada, la niña fue interceptada por el indiciado, quien la golpeó en la frente y la subió a la fuerza a una camioneta.

Enseguida, el hombre la condujo con dirección a la población de San Miguel, Ejutla, lugar donde la introdujo a un camino de terracería en donde la ultrajó.

Cometido el ilícito, el imputado abandonó a su víctima y emprendió la huida a bordo de su camioneta.

Mientras, la niña, quien estaba severamente golpeada, fue auxiliada por campesinos que en ese momento pasaban por el solitario paraje.

En ese lapso, los padres de la menor la buscaban y dieron aviso a los agentes estatales de investigaciones de la zona, mismos que no pusieron el interés debido al caso.

Tras el relato de la niña al estar con sus padres, ésta fue canalizada de inmediato ante un fiscal local en turno.

Debido a ello, el representante social dio inicio a una carpeta de investigación al respecto.

La captura

El lunes 26 de junio, entre las 15:00 y 15:30 horas, una joven mujer conducía un vehículo marca Nissan, tipo Tsuru, color negro con blanco, sobre el libramiento Ejutla-Miahuatlán.
De pronto, en jurisdicción de Ejutla, ella decidió cargar gasolina en una estación de servicio.

Repentinamente, en un descuido, un hombre abrió la portezuela e hizo como si estuviera armado, luego amagó a la conductora y la obligó a conducir con dirección a Miahuatlán de Porfirio Díaz.

Ante el temor de un posible secuestro, la agraviada en cuanto veía a algún automovilista de frente, les hacía constantemente el cambio de luces, pero nadie le hizo caso.
A la altura de la comunidad de Monjas, Miahuatlán, la agraviada vio que en el carril contrario circulaba una patrulla de la Policía Federal.

Ella optó por hacer una maniobra e invadió carril contrario para llamar la atención de los oficiales.

Los federales se alertaron y cortaron la circulación, fue en ese momento cuando el hombre intentó correr, pero fue perseguido por los elementos. En tanto que la mujer gritaba que: “la querían secuestrar”.

Tras su captura, el hombre dijo llamarse Ernesto David, quien negó el supuesto secuestro, pero que –presuntamente- tenía intenciones de abusar sexualmente de la mujer.
Posteriormente el hombre fue resguardado y puesto a disposición de un juez de control.

Sustento legal

Se castiga como violación al que por medio de la violencia física o moral tenga cópula con una persona sin la voluntad de ésta, sea cual fuere su sexo.

Se entiende por cópula la introducción del miembro viril en el cuerpo de la víctima por vía vaginal, anal u oral.

Se agrava con una sanción de 18 a 30 años de prisión cuando la víctima sea menor de 18 años, mayor de 60, esté privado de razón o sentido o cuando por cualquier causa no pueda resistir el delito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *